Publicaciones Panamericanas

 

He aquí los links de las publicaciones que realicé durante los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Guadalajara 2011

Guadalajara Turística
http://blog.guadalajara2011.org.mx/notas/guadalajara-turistica

Cultura Panamericana
http://blog.guadalajara2011.org.mx/notas/la-ciudad-se-vestira-de-cultura-en-los-panamericanos

Reto en los Pueblos Mágicos
http://blog.guadalajara2011.org.mx/notas/el-reto-visitar-los-pueblos-magicos

Puerto Vallarta
http://blog.guadalajara2011.org.mx/notas/puerto-vallarta-paraiso-jalisciense

Receta de Torta Ahogada
http://blog.guadalajara2011.org.mx/notas/prepara-una-tradicional-torta-ahogada

Edición del texto de Tequila Exprés
http://blog.guadalajara2011.org.mx/notas/tequila-express

Amén.

Hoy es uno de esos días

En los que te levantas tarde, ves el reloj y no crees la hora. Caminando a toda prisa hacia la oficina, casi peleo con un hombre que caminaba lento, con un café en la mano, un periódico bajo el brazo y yo, que ya iba tarde a mis labores, estuve a punto de aventarlo para que no me obstruyera el paso recetándole mil insultos en mi cabeza, pero de pronto pensé: “¿y si realmente está disfrutando esa caminata a su trabajo? ¿Qué tal si todas las mañanas él las convierte en paseos?”.

Es chistoso que, por las prisas y el estrés cotidiano, olvidamos lo importante de la vida: disfrutar. “Ahí está el detalle, chatos”, diría Cantinflas –quien nació hace exactamente 100 años- y dejó un legado muy importante en la cultura mexicana. ¿Por qué Cantinflas trascendió y los demás mortales, no? Fácil: disfrutaba lo que hacía.

Estoy segura que este importante personaje no se levantaba todas las mañanas refunfuñando del por qué tenía qué ir a trabajar, ni pasaba por su mente aventar al vacío a cuanto individuo se cruzara por su camino. Leí en una columna de Jacobo Zabludovsky, que el ingenio de Mario Moreno se manifestaba por él mismo, no había necesidad de presionar a la hora de hacer un guión o proponer ideas. Ya se nace con eso.

Sin embargo, ¿dónde radica el valor de la actitud? Todos nacemos con algún talento, el chiste está en identificarlo y explotarlo al máximo. Pero no todos queremos hacerlo. No es que no podamos, no queremos, que es muy diferente, y nos parece tan fácil y cómodo culpar a los demás. En este mundo los pretextos sobran y la gente mala que se empeña en arruinarnos la vida, más.

A mí me pasó el día de hoy. Perdí la razón y me volví mediocre; una persona más que se levanta todas las mañanas sin ganas y sin esperanzas, un número más que ayuda (o afecta) a la economía mexicana. Total, una completa perdedora.

Culpaba de mi desgracia a un pobre sujeto que estaba disfrutando de la vida, usando sus pies como método de transporte y olía ese delicioso aroma a café, sin despreciar la hermosa mañananublada que abrazaba la ciudad, mientras mi responsabilidad era levantarme temprano para evitar ese tipo de situaciones de estrés y tener la misma actitud de ese hombre.

Ahora estoy buscando culpables por todos los mosquitos que nos atacan en la oficina [ja ja ja] pero esa, es otra historia…

La magia de escribir

Pensé por un momento lo que sería de mí si no pudiera escribir. Tal vez no sea la más leía del mundo, pero al escribir creo magia. Mi magia, muy personal, ¿qué importa si te gusta o no? ¿Qué importa si me lees o no? ¿Qué le importa al mundo lo que yo pueda escribir? Mientras a mí me guste, es lo que vale.

Platicaba con una de mis mejores amigas, le pregunté: ¿qué es lo que más te gusta hacer? — “dibujar”, fue su respuesta sin titubear. Continua el interrogatorio tipo PGR tapatía: ¿y por qué no lo haces diario? — “se me queman los frijoles” … TREMENDO PLOP!

Ella está casada y tiene un niño hermoso de 6 años.

A medida que crecemos nos llenamos de obligaciones y vamos perdiendo la magia de hacer lo que nos gusta. Descubrí también, que una de mis pasiones es pelear a la gente que quiero. Sí. Soy buena peleadora y estoy un poco loca.

Carajo! Yo no sé por qué caemos en una rutina horrible de levantarnos porque TENEMOS QUÉ. De pronto me di cuenta que, dejé de escribir… Estaba perdiendo mi magia porque ‘se me quemaban los frijoles’. Estaba cayendo en el vacío de trabajar por pagar cuentas y no por hacer lo que me gusta.

Yo también soy de las que cree que para ser feliz necesitas hacer lo que amas. Hoy por la mañana escuché en el radio que el Ché Guevara era un ‘iluso’ y que los ilusos en este mundo jamás triunfan y terminan por morir, ya que la vida nos lleva por otros caminos y nos hace parte de la mayoría, de los robots que trabajan a diario para ganar un misero sueldo y aceptar su realidad. BIENVENIDA A LA ILUSA NÚMERO 3 MIL 890 MILLONES o no sé qué número fui al nacer!!!

So, ¿qué es la pasión? Amo los frijoles, pero eso no es para mí. Reflexionemos: ¿Vives por existir o vives para vivir TU VIDA?

¡Por fin el fin!

Con el sólo hecho de escuchar: ‘Ya es fin de semana’, en mí todo cambia. Es como una sensación inexplicable de tranquilidad y de ansiedad porque ya llegaron esos días en los que mágicamente todos cambiamos un poco de actitud… o ¿me equivoco?

Francamente es que no, todos suspiramos (en diferente tono, pero lo hacemos) cuando se menciona la trillada estrofa de la canción de Lucerito: “Viernes, gracias a dios es viernes”. Sea cual sea nuestro plan o nuestra causa o motivo del suspiro, empezamos a divagar acerca de lo que conlleva que ya sea fin de semana.

Escribo haciendo un merecido reconocimiento a esos 3 días que, para la gran mayoría de nosotros, son un alivio y un respiro a nuestra rutina diaria. Pero para mí van más allá: son una oportunidad de reír al máximo, de divertirme, de aprender cosas nuevas, de descubrir.

Claro, han de estar pensando: “Esta mona y sus millones de pesos para querer y poder hacer algo diferente cada finde”, pero nel. Mágicamente y casi siempre, encuentro la manera de divertirme sin gastar mucha lana y compartir esos momentos con mi gente chula.

Es por ello que sí, lo acepto, es viernes y la espinita de: “A ver qué rayos haces de diferente para divertirte” me pica y me pica cañón. Tal vez porque trabajé en lugares en los que los fines de semana eran de explotación máxima o no sé. Podría decir que me gusta divertirme más que cualquier cosa en este mundo y NO, NO SOY IRRESPONSABLE NI INMADURA.

La vida es así, es fácil, es sencilla, es para disfrutarse. Créanme, no hay nada mejor que una buena cerveza helada en compañía de gente que te haga reír, sea el lugar que sea.

Me di a la tarea de investigar qué es lo que más disfrutamos hacer en fin de semana. Hubo varias obviedades, claro, desde antrear, rockear, barecito con los amigos; hasta la típica cenita, la ida al cine, reunión en casa de alguno del clan y demás planes tranquilos que resultan ya muy típicos. He de confesar que he caído en rutina de todo lo que les acabo de mencionar, pero lo mío, lo mío, es la aventura (y con pocos recursos jaja)

¿Qué les parece ahorrar lo que se gastan en el cafecito de todos los días para ponerle gasolina al carro y escapar de pronto a Mazamitla o Tapalpa? Es un plan interesante y muy divertido, créanme. También está la opción de ir en bici al Metropolitano, hacer sándwich (no, no como el comercial aquél terrible) y organizar un picnic con los amigos: no gastas nada, quemas calorías, liberas endorfinas y estás con los cuates.

Ya que si tu plan es más arriesgado te lanzas a la playa con tu casa de campaña y una hielera. Auto-sardina y entre todos pagan la gasolina y las casetas. Esas aventuras son el top de lo divertido. Inolvidables y que de ley se tienen que hacer mínimo 3 veces al año. El mar es vida, el mar relaja. ¡Anímense a pueblear! Salir sin rumbo fijo por carretera y acabar comiendo en alguna fondita de pueblo es increíble, además de que la comida es excelente.

Y ¿qué me dicen de ir a escuchar historias tenebrosas al Panteón de Belén? Excelente idea para ir todos en bola y después acabar en el Calavera con unas buenas chelas, siguiendo con el mood de asustar gente. (Aquí pueden hacer el paro a algún amigo que ande detrás de una chava, los abrazos nunca faltan jajaja COMPROBADO)

También me recomendaron las obras de teatro independientes, que se presentan en el Rojo Café o en el Teatro del IMSS, ¡chequen cartelera! Buenas opciones y a un precio módico, además de pasar un rato cultural, apoyamos a los talentos mexicanos. Fácil: si no vamos a ver teatro, no hay más obras en cartelera porque la gente no apoya… y luego nos quejamos de que no hay diversidad de arte… pos así cómo?!

Planeen un rally por la ciudad, visitando museos o el mismo centro. ¿Hace cuánto que no turisteas por tu misma ciudad? Pregunta interesante.

Si traes onda más tranquila, organiza en tu casa un maratón de películas interesantes, que cada uno proponga una cinta y cocine algo diferente para todos. Es muy tranquilo, pero relaja y divierte a full. De seguro acabarán jugando Wii o algo más dinámico.

Respecto a esto es interesante destacar aquí que nos hemos olvidado de juegos imperdibles como el Uno, Maratón, Escrúpulos… etc… ¿recuerdan lo divertidos que eran? Yo  todavía los juego en familia y les prometo que se me pasan las horas… sin gastar un solo peso (Tal vez en las palomitas y en las chelas, pero bien vale la pena el mini-gasto)

O ¿qué opinan de ir a las librerías en donde por un cafecito te dejan leer revistas o hasta los mismos libros? Uff, ese SÍ es EL plan. Yo lo pongo mucho en marcha y es la onda, ves personas de todo tipo, no estás encerrado en casa y aparte un cachito de cultura a nadie cae mal.

Sí traen ganas de cine ¡por favor! huyan de lo comercial, estoy segura que en el Foro de la UDG habrá algo interesante para deleitarnos la pupila. Es diferente, pero de eso se trata, no? De hacer algo distinto este finde.

¡Qué triste! Cuando era niña no había momento del día que me aburriera… y ahora me doy cuenta que de adultos todos caemos en rutinas y ¡luego nos enfadamos de las cosas que dos semanas antes nos gustaban! Qué ironía.

No se cierren a las propuestas, tal vez al principio resulten descabelladas, pero si traen actitud y están con gente chida, la neta es que todo fluye para ser divertido e inolvidable.

He aquí la lista (abierta a muchas más sugerencias):

  1. 1.       Desempolven libros, juegos, películas, sus favoritas de antes y compártanlas con los amigos. Armen su Maratón: Reciclar es la onda en el Siglo XXI
  2. 2.       ¿Tienes bici, patines, patineta, lo q sea con ruedas? Vete a Chapu, disfruta de la música, de las personas, de los cuadros. Lánzate al Metropolitano, a los Colomos.
  3. 3.       Cocina algo diferente e invita a los amigos, entre todos tal vez queda como resultado algún platillo extraño, pero rico.
  4. 4.       Compra el periódico, aparte de estar enterado, siempre hay buenas recomendaciones para hacer el finde.
  5. 5.       Ve al boliche, al billar (en bola siempre sale todo mucho más barato y se arma mejor cotorreo)
  6. 6.       ¿Traes el tanque lleno de tu carro? Corre a secuestrar un par de compas y váyanse a comer a algún pueblo cercano. Aventura 100% recomendable.
  7. 7.       ¿Emociones fuertes? No olvides los recorridos en los panteones, muy buena opción.
  8. 8.       Si andas en plan romántico, busca un mirador interesante y planea algo diferente. Un amigo aplicó la de llevarse su lap y poner una película, mientras comían unos paninis preparados por él. Cool si tu onda no es caer en lo cursi, pero sí  impresionarla.
  9. 9.       Si estás soltera y tus amigas igual, imperdible no ir a antrear con botella gratis. Como siempre MUCHO OJO con lo que toman y con quién platican. Por lo demás, a divertirse y ligar se ha dicho. Cantar canciones de Lupita D’alessio a todo volumen en el karaoke relaja totalmente… verdad amiguis? Jajaja.
  10. 10.   ¡Ve al Zoológico! Ahorita hay un pandita hermoso. Entre amigos el cotorreo que se arma es básico, emocionante y hasta puedes practicar tus dotes fotográficos…

 

*estas recomendaciones fueron producto de encuesta realizada a varios amigos. Si existe alguna otra idea por favor díganmela para incluirla y aumentar mucho más la lista. Mientras más locas las ideas: MEJOR.

Mujeres al volante

Primer lunes (que recuerdo) en el que me levanto de buenas. Clima, un buen descanso dominical y haberle dicho adiós a esa terrible sensación de cansancio propician que esta pueda convertirse en una buena semana. Sin embargo, al salir de mi casa dispuesta a disfrutar de este lluvioso lunes, subirme a mi Chamuca y empezar con el viaje hacia mi trabajo, comienza la histeria colectiva y soy presa de ello. Hoy había decidido firmemente ser paciente, pero juro en verdad que, aunque hago mi mayor esfuerzo, no puedo!

Explico el por qué: Guadalajara tiene la maravillosa osadía de inundarse con cualquier lluviecita moja •$%&!#, se hacen ríos colosales y, la gente, por consiguiente se vuelve inepta (más inepta de lo común) y mi viaje de camino al laburo se vuelve insufrible. Que alguien me explique por favor qué diablos les sucede a las personas de esta ciudad? Por qué rayos hay tanto miedo por una simple lluviecita?

Interrogantes sin respuesta, muchas opiniones al respecto pero… al final de cuentas nadie tendrá certeza alguna de por qué pasa esto en Jalisco. Es cómico la verdad, ver a las señoras con el asiento pegado al volante, con una cara de susto y angustia penetrante que sólo ellas pueden hacer; pero lo mejor no es eso, sino que van enfundadas en mil chamarras y no falta la doñita con los tubos en la cabeza llevando a los escuincles a las escuelas… como si estuviéramos en el polo norte! Pobres niños apenas y se pueden mover con tanto sweater e indumentaria tipo el monigote de michelín.

La semana pasada, haré el reporte como si aún estuviera en el Informador (que quiero tanto!):

Se reporta carambola de tres vehículos en Mariano Otero

GUADALAJARA, JALISCO.- Alrededor de las nueve horas con 30 minutos se registró un fuerte choque en la avenida Mariano Otero a la altura de la colonia La Calma, en el cual participaron tres camionetas conducidas por tres mujeres que, presas de la histeria colectiva, no sabían dar una versión exacta de cómo ocurrieron los hechos.
Elementos de la Secretaría de Vialidad se dieron cita en dicho lugar con el fin de arreglar el zafarrancho provocado por estos individuos sin razonamiento aparente que se echan la culpabilidad del accidente entre sí y no dejan de gritar, según refieren testigos.
Aconsejamos a la ciudadanía en general y a los conductores que piensan transitar por esta zona que tomen rutas alternas, ya que la lluvia que sigue cayendo en la Zona Metropolitana de Guadalajara parece ser la causante del choque ocurrido hace unos momentos y ha embrutecido la vialidad tanto en la avenida Mariano Otero como en López Mateos.

EL INFORMADOR/Redacción/ Paulina Del Rincón (recordando buenos tiempos)

Así sucedió. Hice 40 minutos cuando hago menos de 20 gracias a esas individuas locas cuya tontera no las dejaba ver más allá de lo evidente! Paradas a media avenida alegando entre ellas dejando tamaño camionetotas obstruyendo el tránsito y volviéndonos locos a los demás pobres ciudadanos que ya no soportamos que los maridos les regalen esas trocas.

No quiero decir que los hombres manejen perfecto, noooo, para nada! Son los más criticones y los que más puercadas hacen cuando van al volante, y también los que nunca aceptan su responsabilidad en los accidentes. Existe cada marrano manejando, sobre todo cuando les sale lo machos y hasta carreritas se ponen a jugar en plena avenida Patria. Apestan!

Hombres, por favor estimados, ya no hagan eso, primero enséñense bien a manejar y luego enseñan a sus mujeres y ya mucho después les dan camionetas de más de 300 mil pesos que siempre van a estar chocando o haciendo que los demás nos queramos suicidar de la desesperación que provocan al hacer el mínimo intento de manejarlas.

OJO: se los dice alguien que es mujer (a mucha honra!) y también trae camioneta.

Cuando se es niño…

Muchas veces me han preguntado que cuál había sido mi mayor travesura cometida cuando era una niña. Bien, justo anoche la recordé. La verdad no sé si fue la mayor o la más peligrosa, pero sí la más divertida y la que más me unió a mis amigas.

Voy a comenzar relatando esa aventura con estas sencillas palabras: “Estando en un colegio de monjas…” (estoy segura que desde estos momentos su curiosidad aumentó un 40 por ciento) formaba parte de un selecto grupo de niñas entre fresas, nerds e inadaptadas y no recuerdo bien, según yo ya estábamos en sexto año.

Para ese entonces yo tenía unos 10, 11 años. Era la edad en la que si de por sí hay dudas, en esa etapa se pone más seria ‘la cosa’. Como estábamos en colegio de monjas exclusivo para niñas obviamente había ‘preguntas prohibidas’, temas tabú y eso, mis estimados, hacía más ‘interesante’ y sobre todo, desafiante, el preguntar y hablar acerca de: NIÑOS.

Para mí no era nada nuevo gracias a que toda mi vida estuve rodeada de hombres, tíos, primos, amiguitos; jugando futbol en los parques, corriendo, guerras de globos con agua, viendo el box con mi Abuelito… siempre con hombres. Pero, había algo que para mí era un misterio: ¿Por qué ellos no tenían que ir al baño corriendo para hacer pipí en cualquier árbol mientras yo me perdía de los juegos para ir a mi casa? INJUSTICIA!! cómo les envidiaba por tener ese ‘artefacto’ jajaja.

En fin, a lo que voy es que la anatomía de los niños no me era ya algo morboso, sino producto de envidia atroz cada que yo tenía que correr al baño por tanto frutsi. Pero para mis amigas, que eran todas unas damitas y barbies… era algo impresionante o_O

Así que, un buen día decidimos hablar de niños y sus ‘artefactos’, y estando ellas tan decididas a conocerlos en su totalidad, creamos un clan que se juntaba por las tardes a discutir temas de delicado cuidado y atención.

Recuerdo aquél día en que una de ellas robó a una de sus hermanas mayores una baraja ‘prohibida’, la cual había sido utilizada en una despedida de soltera. Yo estaba emocionada: ¡Por fin mis amiguitas conocerían el ‘artefacto’ y lo envidiarían tanto como yo! =D

Formamos un círculo en el suelo, cerramos las cortinas… la bajara estaba en el centro, esperando ser descubierta. Era como un regalo de cumpleaños, ahí, envuelto, que sabes qué tiene y que era justo lo que querías. Y nosotras moríamos por abrirlo y descubrir el misterio.

La que usurpó la baraja tuvo el honor de abrir la cajita, yo les había hablado maravillas a las niñas de lo que el ‘artefacto’ podía hacer, pero aún no entendía por qué la naturaleza no nos había dado uno igual. Injusticia divina!

Todas vimos la imagen al mismo tiempo. Todas gritamos: ¡GUACALA!!!!!!!!!!!!!!!

Las mamás entraron al cuarto alarmadas: ¡¿Qué pasa?!, ¿Están bien?

Todas ocultamos las cartas en donde pudimos. Por supuesto que se dieron cuenta y ni nos preguntaron qué teníamos en las manitas. No sé si su cara de horror fue peor que la nuestra, no sé si el enojo se les disminuyó con el susto de que sus hijas estaban viendo ‘eso’.

Lo mejor vino al preguntarnos quién nos había proporcionado tal ‘porquería’… Todas callamos… No fuimos capaces de traicionarnos entre nosotras. Hasta que una habló: ‘Fue la Madre María Conchita Sagrada de la Vela Perpetua’ (omito su nombre verdadero por respeto y miedo a romper nuestro pacto)

De nuevo, la cara de las mamás sigue siendo lo mejor! … “Pero, ¿cómo es posibleeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?”

Al día siguiente estaban todas las mamás indignadísimas con dicha monjita, en la sala de juntas y con baraja en mano. Pobre de ella, le temblaba la mano terriblemente al ver las cartas jajaja (pero eso sí, las vio TODAS y cada una para dar fe de nuestro pecado y que ella no tenía NADA que ver)

Nos suspendieron una semana. Como 40 rosarios de penitencia. Las mamás por fin hablaron de sexo con nosotras ¡algo tan natural! Todo fue mejor. De la baraja ya no se supo nada ni quién la tiene ahora.